Soluciones para...

Mejorar la calidad de los vertidos

La producción industrial acusa cambios a lo largo del tiempo y los sistemas implantados para el tratamiento de los efluentes residuales requieren una revisión, modificación, ampliación o, en definitiva, una adaptación a las exigencias actuales de vertido.

La aparición o ampliación de nuevas líneas de producción de las que resultan nuevos vertidos dificultan, en muchas ocasiones, el tratamiento del efluente residual en la planta disponible.

Emeco pone a disposición su experiencia en tratamiento de efluentes residuales industriales con el fin de adaptar el vertido a la normativa vigente.

Implantar acciones periódicas de mejora de la calidad del efluente residual tratado redunda en beneficio de la solidez del proceso de depuración, evita riesgos de vertido incontrolado y reduce costes relativos a la eliminación del residuo.